Japón refuerza su apuesta por el turismo accesible

|

La infraestructura de Japón hace del país un destino fácil y accesible para viajar y conocer por cuenta propia. Los espacios públicos destacan por su accesibilidad con ascensores, pictogramas, lenguaje de signos o baños públicos multifuncionales que refuerzan su apuesta por redescubrir el país como un lugar sin barreras.


  • Actividades sin barreras


Cada vez son más los destinos japoneses que ofrecen la posibilidad de practicar deportes accesibles para que los turistas que llegan al país puedan disfrutar de todas las experiencias sin importar su condición. Un magnífico ejemplo se encuentra en las islas de Okinawa. Este archipiélago, situado en el extremo sur del país y caracterizado por su clima suave y sus increíbles paisajes marinos, se declaró en 2007 un lugar libre de barreras con el objetivo de garantizar la accesibilidad de todos los visitantes que llegan a la prefectura. Además del apoyo en servicios de asistencia o con equipamiento médico, allí puede disfrutarse de actividades adaptadas para personas con discapacidad como buceo, paddle surf, piragüismo y parapente a motor, entre otras.


Japu00f3n u00a9Soaring Systems Paragliding school (2)

Practica de parapente inclusivo en Japón ©Soaring Systems Paragliding school


Las playas accesibles de la prefectura Hyogo, paracaidismo sin barreras en Yamagata, piscinas accesibles repartidas por todo el país como las que se encuentran en la prefectura de Kanawaga o de Fukuoka o ski adaptado para todos los públicos en los resorts de nieve de Nagano son otros de los ejemplos que consolidan a Japón como un destino accesible.


©富士見高原リゾート


  • Experiencias libres de barreras


La gran mayoría de los museos y galerías del país nipón son totalmente accesibles. Además, en sus páginas web se encuentra detallada la información sobre la accesibilidad en diferentes idiomas y aquellos museos y galerías que gestiona el gobierno ofrecen la entrada gratuita para las personas con discapacidad y un acompañante. También los cines están libres de barreras, por ejemplo, cuentan con instalaciones adaptadas para personas en sillas de ruedas y con asientos especiales para ellas.


Otro de los grandes atractivos de Japón son sus templos y santuarios y, aunque a simple vista parezca que solo hay escaleras, muchos de ellos cuentan con pasillos y rampas accesibles para personas con discapacidad. Al igual que en los museos, parte de estos templos y santuarios detallan la información sobre la accesibilidad en sus instalaciones en sus páginas web multilingües.  Los parques temáticos son otra de las paradas imprescindibles en un viaje y es por eso que estos ofrecen servicios para aquellas personas con discapacidad que decidan pasar un día de aventura y adrenalina.


  • Tours sin barreras


Para aquellos que les guste viajar y sumergirse en la historia y cultura local a través de los recorridos guiados, Japón colabora con operadores turísticos que, además de ser expertos en la materia, están familiarizados con las necesidades de las personas con discapacidad para asegurarse que su única preocupación durante el tour sea disfrutar y aprender de lo que les cuenta el guía.


  • Alojamientos sin barreras


Encontrar dónde dormir tampoco supondrá un quebradero de cabeza. En Japón los hoteles a partir de un determinado tamaño disponen de rampas y ascensores eliminando así las barreras en las infraestructuras, por lo que los grandes hoteles de las ciudades se convierten en una opción acertada y comprometida con la accesibilidad. Algunos hoteles más pequeños y los ryokan, aunque no lo tienen por obligación, también ofrecen habitaciones accesibles. Incluso en ciertos onsen se encuentran instalados barandillas y suelos antideslizantes.


  • Oficinas de Información Turística


En los aeropuertos, en las principales estaciones de tren y en distintas atracciones turísticas se encuentran las Oficinas de Información Turística que facilitarán el viaje a aquellos turistas con discapacidad. La Oficina de Información Turística de JNTO ofrece blocs de braille, carteles, pizarras blancas para la comunicación y servicios como por ejemplo de recogida en la estación de Tokio. El personal de la oficina habla distintos idiomas para adaptarse y ayudar al viajero.


  • Transporte público


La red de transporte público de Japón es impecable y puntual. En Tokio la mayoría de sus estaciones están equipadas con escaleras mecánicas y ascensores y, además, aquellas personas que van en silla de ruedas pueden pedir al personal de las estaciones que les faciliten una rampa para poder subir y bajar de los trenes.  En su compromiso con la accesibilidad, el número de autobuses y taxis adaptados está aumentando considerablemente.



Más información en: https://www.japan.travel/tokyo-and-beyond-2020/en/comprehensive-travel-guide/everyone-is-welcome-in-japan/www.accessible-japan.com

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.