Pobreza de bienes de consumo y energía

|

Jacinto Seara 202

       Estamos en un punto en el que, por diferentes razones, por la baja producción en la Pandemia, nos encontramos ante una falta de materias primas porque la oferta ha disminuido debido a los cierres y paros obligados por las restricciones que el SARS-COVID2 impuso a la totalidad del Planeta al encerrarnos durante una larga temporada, aún ahora no han terminado de aparecer nuevas variantes, y las vacunas no han llegado a todo el mundo. Otra de las razones son la falta de barcos y contenedores, me pregunto ¿dónde están los que había hace poco más de un año?, tampoco por el atasco de Canal de Suez ya superado; añadamos la falta de camioneros en muchos lugares y no sólo en UK por el Brexit. 


        Nos encontramos también conque la producción que se había llevado a países de mano de obra barata retornado a los países originarios. Con todas estas acciones y situaciones nos encontramos con una algo no previsto por la mayoría de los gobiernos, que están haciendo otras cosas, y poniendo a la sociedad cerca de emergencia nutricional. Visto así en conjunto no puedo pensar que todo sea una casualidad, pienso que, aprovechando la realidad del paro agrícola, industrial, servicios, turístico, transportes… que fue-es una realidad, la ‘oligarquía’ globalista ha visto otra ocasión para aún sin terminar la Pandemia meter más miedo a las personas y así tenerlas más dóciles para sus planes de sometimiento y de reducción de población entre otros fines.


        España, como la mayor parte del mundo, sufre un empobrecimiento energético de la población al dispararse los precios del megavatio hora de la energía eléctrica hasta precios nunca vistos. No ha subido tanto en los países donde el peso nuclear del mix energético es el más alto. Las últimas noticias que tenemos no son halagüeñas, Argelia, que nos suministra el gas por gasoductos, sólo puede utilizar el que menos gas enviaba, el resto promete, creámoslo, lo vendrá licuado en barco, encarece el coste, preparémonos. Por si esto fuera poco Alemania, Austria, y Suiza prevén un corte de suministro eléctrico dentro de un plazo no mayor de cinco años, y recomienda que nos preparemos porque puede durar una semana o un mes. Las razones según estos gobiernos la ‘agenda 2030’ que basa la energía en las renovables eólicas y solares.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.