Los mercados, arte gastronómico

|

Los mercados populares de cualquier población española son el fiel reflejo de su vida diaria, de su quehacer social y de esa economía local que todo lo puede. Esas plazas de abastos repartidas por toda la geografía patria son verdaderas referencias de un consumo tradicional y auténtico. 


Mercados como la Boquería en Barcelona, Maravillas en Madrid o plazas estupendas en Valencia, Salamanca, Almería o Cádiz conforman un abanico excelso de la producción agro-alimentaria española. Y visitar un reducto comercial de esas características es adentrarse en la esencia gastronómica de esas poblaciones.   


En mis viajes por España, la visita inicial de un recorrido cultural y anecdótico son los mercados centrales, verdaderas joyas de toda la realidad tangible de lo que se cultiva, elabora y cuece en ese lugar concreto


Y si hablamos de Oviedo, la plaza de El Fontán es un centro comercial de categoría, un lujo para los sentidos y una belleza visual que deja huella por los productos expuestos, el bullicio natural y la amabilidad de los profesionales de cada puesto. Es un mercado pequeño pero está marcado por la calidad del género a vender con sus estupendas frutas y hortalizas, sus carnes omnipresentes de la cabaña Asturiana, sus pescados y mariscos cantábricos,  junto con los atractivos ultramarinos, los productos manufacturados del universo rural y especialmente por esos quesos de mundo donde brillan con luz propia las elaboraciones lácteas regionales. Quesos asturianos de calidad organoléptica, bien presentados y todo un mosaico artesano a la vista del exigente cliente. 


Exteriores del mercado de fontán

Exteriores del Mercado de Fontán (Oviedo)


El mercado de El Fontán es un lugar mercantil con la esencia de lo bueno, lo esperado y exquisito.  Y recorrer sus puestos bien organizados para la transacción comercial es envolverse en gusto, amistad y sapiencia. 


Detalle de los buenos quesos

Detalle de quesos emblemáticos


Yo lo observo en mis visitas frecuentes a esta lonja variopinta y animada. Y a pesar de los momentos convulsos que estamos viviendo con un coronavirus infecto y letal, esta plaza de abastos mantiene la ilusión y las ventas con la dignidad de los estoicos y buenos comerciantes. Un ejemplo claro, está en el puesto de Paulino, donde el universo quesero se vuelve imposible con sus loables exquisiteces y las chacinas ejemplares. José,Jesús y Cristina promocionan la región con sus especialidades artesanas donde los mejores quesos están abiertos a las notables exigencias. Aquí los quesos se catan con la vista y la orientación profesional de sus propietarios.


Quesos paulino, un deleite a la vista

Quesos Paulino, un deleite a la vista


Lo mismo que casa Flor, ahora en manos de Mercedes que desde su Villazón del alma en Salas ofrece los más auténticos productos del huerto doméstico con sus fabes de la granja, sus chorizos y su sidra dulce de nobleza Asturiana. 


Mercedes en su puesto de alimentaciu00f3n

Mercedes en su puesto de alimentación


Lo dicho. El Fontán es un mercado de alto nivel gastronómico y oro molido de la ciudad cabayona. El Ayuntamiento de Oviedo debería otorgarle un premio a la calidad.  Y lo que se come por estos lares está presente en ese centro de arte agroalimentario.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.