Hispania

|

Jacinto Seara 202

    Desde antes que los romanos llegasen a esta la ‘piel de toro, y la conquistasen tras 200 años de lucha con sus habitantes, era un territorio único y muy conocido por los pueblos de Oriente Medio de la ribera del Mediterráneo. Fueron los romanos los que le dieron el nombre de ‘Hispania’ de dónde deriva el actual nombre de ‘España’ por el que somos conocidos. 


    Al margen de la discusión de la unidad, que es más política que antropológica, tenemos que reconocer que vivimos en ‘España’ como territorio. Este nombre se encuentra citado por Quinto Ennio hacia el año 200 A.C. Los romanos para su administración la dividieron en varias zonas, que fueron variando con el tiempo. Una de las primeras fue Hispania Lusitania (casi toda Galia, prácticamente Portugal y Extremadura y parte de Castilla la Mancha Zamora, Leon y Salamanca), Hispania Tarraconennsis (Restó Galicia, Asturias, Santander, País Vasco, Navarra, Aragón, la antigua Castilla la Vieja, Cartagena), Hispania Citerior (Aragón sur, Cataluña y la costa de Valencia hasta el mar Menor), Hispania Baetica (desde el Algarve hoy fronterizo, Huelva, Jaén y Cordoba) y Hispania Viterior todo el resto de Andalucía.


    Con anterioridad fue visitada por todos los pueblos civilizados del Mediterráneo, dejando sus huellas, que aún las encontramos hoy, especialmente en la costa del mencionado mar. Uno de los lugares que más atrajeron a nuestros visitante, incluidos los judíos, fue Galicia (a Terra meiga). Los romanos construyeron las famosa Torre de Hércules, el único faro que continúa de la época Romana, y que fue hecho en el siglo I de nuestra era. Siempre fuimos un pueblo luchador y  acogedor. Debemos sentirnos orgullosos de nuestra tierra. Cómo dijo Otto von Bismarck: "España es el país más fuerte del mundo; los españoles llevan siglos intentando destruirlo y no lo han conseguido".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.