Democracias unidas

|

3726687

Este 1 de julio de 2021, se celebró con pomposidad en China, el centenario de la fundación del Partido Comunista de esta gigante nación.  Los últimos 40 años,  han supuesto una acelerada progresión de modernización, apertura al comercio exterior y aumento general del bienestar económico del país más poblado del mundo. Asimismo, esta República hace años que ya es la principal rival de Estados Unidos en armamento, biotecnología, multinacionales, fabricaciones de todo tipo..., con la ventaja de cuadruplicar la población del territorio yanqui.



   La historia mundial en muchas ocasiones es cíclica y me viene a la memoria como desde 1933 a 1939, bajo el Régimen Nazi, Alemania  pasó de ser una nación deprimida por el paro y el fracaso de la 1º guerra mundial a ser la principal potencia económica y militar de Europa. Todos sabemos el horror que ocurrió a continuación con la 2º Guerra Mundial. A pesar de las previas e ilegales ocupaciones militares de algunos países vecinos y de las políticas totalitarias germanas, el resto de las potencias mundiales democráticas no se unieron seriamente contra la barbarie alemana hasta bien avanzada esta terrible guerra.


   El director ejecutivo de "Human Rights Watch", señalaba en enero de 2020, que "el gobierno chino está desplegando un enérgico ataque contra el sistema global de protección de los derechos humanos. Están en riesgo décadas de avances que han posibilitado que personas de todo el mundo hablen con libertad, vivan sin temor al encarcelamiento arbitrario y la tortura, y ejerzan otros derechos humanos". Un año y medio después, millones de personas estamos convencidas que el actual virus SARS-CoV-2, fue  potenciado humanamente y se les escapó de un laboratorio de Wuhan. Las Autoridades chinas lo siguen negando, pero su opacidad informativa y falta de sinceridad con los inspectores de la OMS, refuerzan esta realista posibilidad. En la gran fiesta china de este 1 de julio, el presidente Xi Jinping advertíalo siguiente: "China nunca dejará que otros países la opriman o esclavicen. Quién intente hacerlo acabará con la cabeza estampada contra la Gran Muralla".


   Sería estupendo que todos los países con democracias serias,  se comprometiesen fuerte y unidamente a una mejor defensa de los derechos humanos, paz entre las naciones y lucha contra la corrupción y pobreza de los países subdesarrollados. Para ello, también es muy importante un trabajo sincero y comprometido de las naciones miembros o asociadas en la O.T.A.N. El "buenismo" diplomático con Hitler fue un fracaso y le facilitó tiempo para coger ventaja militar y ocupar gran parte de Europa y Rusia en menos de 2 años. La Alianza Atlántica debe buscar una mejor unión y coordinación estratégica-militar que haga desistir al régimen chino de cualquier intento de opresión o esclavización sobre otros países asiáticos y africanos. El gobierno chino debe entender que progreso económico y respeto a los derechos fundamentales deben ir cogidos de la mano.   

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.