Resultados del informe anual de visitas a bodegas y museos del vino

|

La Asociación Española de Ciudades del Vino (ACEVIN), a través del Observatorio Turístico de las Rutas del Vino de España, ha presentado el decimotercer Informe Anual de Visitas a Bodegas y Museos del Vino asociados al club de producto Rutas Vino de España.


Según este informe, que recoge los datos referidos al año 2020, la pandemia de la Covid-19 ha tenido un duro impacto en el enoturismo al igual que en el resto de sectores.  La irrupción de la crisis sanitaria y las medidas tomadas para su control desde comienzos de año han frenado la tendencia de crecimiento constante de los últimos años, provocando una caída del 73,5% respecto al año 2019.


Así, la cifra total de visitas a bodegas y museos durante el año 2020 ascendió a 814.323, provocando, igualmente, un descenso en la repercusión económica de la actividad enoturística asociada a bodegas y museos. Según los datos del Observatorio, esa repercusión económica registró una caída cercana al 72,5%, lo que se traduce en 23,5 millones de euros (frente a los 85 millones del 2019).


Los datos de este último informe, esperados pero no por ello menos impactantes, también revelan algunas lecturas positivas respecto a este año absolutamente atípico. Una de las más positivas es que durante los meses en los que no hubo tantas restricciones para los viajes nacionales (julio, agosto, septiembre), las visitas experimentaron un buen comportamiento, consiguiendo una cierta recuperación. El enoturismo se identificó como un producto seguro, gracias también al esfuerzo de adaptación realizado desde el sector.


El consumo interno se ha potenciado, consiguiendo un aumento del público local y de proximidad. Como era evidente, durante el 2020 se produjo una caída del turismo internacional que ha bajado varios puntos para llegar a representar el 12% de todas las visitas. El resto, el 88%, corresponde al mercado nacional, que ha aumentado un 14% respecto a 2019.


En cuanto a la oferta, el Informe constata un crecimiento de la misma, atribuible, claro está, a la incorporación en diciembre de 2019, de una nueva Ruta del Vino: Madrid. Junto a este hecho también hay que destacar la evolución positiva en este aspecto dentro de muchas rutas ya existentes, que han aumentado el número de socios y, por ende, el abanico de oferta de empresas y servicios enoturísticos. Que esto se haya producido en unas circunstancias tan complejas como las del pasado año es, sin duda, destacable.


El Informe de Visitas a Bodegas y Museos de las Rutas del Vino de España recoge información sobre el número de visitantes en cada una de las rutas que forman parte de la marca. Aunque todas las rutas han experimentado un descenso en el número de visitas, es cierto que, en términos relativos, los efectos de la pandemia se han dejado notar de manera diferente en cada uno de los 32 destinos enoturísticos que forman parte actualmente de la marca Rutas del Vino de España.


  • Penedès, Jerez y Ribera del Duero, en los primeros puestos


Durante el año 2020, la Ruta del Vino Penedès se situó como la más visitada con 132.416 visitas. En segundo lugar estuvo la Ruta del Vino y el Brandy del Marco de Jerez, con 99.006 visitantes, y en tercer lugar la Ruta del Vino Ribera del Duero, con 94.909 visitantes.


18.RV PENEDu00c8S. Bodegas modernistas. Codorniu, sala Puig

Ruta del Vino de Penedés. Bodegas modernistas. Codorniu, sala Puig


En cuanto a las visitas a museos, las Rutas del Vino de Calatayud, Penedès y Ribera del Duero lideran los primeros puestos. Aquí cabe destacar el caso de la Ruta del Vino de Navarra, que ha sido la única que ha experimentado un crecimiento positivo en el número de visitantes a museos durante 2020 (un 11, 1% más).


  • Con fuerza de cara al verano


Sin minimizar la importancia y el impacto que suponen los datos aportados por este nuevo Informe Anual de Visitas a Bodegas y Museos del Vino asociados a Rutas del Vino de España, las 32 rutas que forman parte de la marca han centrado su energía en este segundo semestre de 2021. La puesta en marcha de nuevas estrategias de marketing, así como la renovación y la creación de nuevos productos turísticos, contribuirán, sin duda, a mejorar la calidad de la experiencia en destino.


En el primer mes tras el fin del estado de alarma, el público ha apostado por el cariz diferenciador, auténtico y seguro de un producto como el enoturismo de las Rutas del Vino de España, lo que augura un buen comportamiento para los meses veraniegos y el resto del año. Las características que hacen del enoturismo un atractivo modo de viajar (ausencia de masificaciones, contacto con el medio rural y la naturaleza, turismo slow, disfrute de la gastronomía local, oferta de calidad, etc.) se ven cada vez más refrendadas y reconocidas, por lo que es de esperar una rápida recuperación que ayudará, al mismo tiempo, a todo el sector turístico.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.