La parafernalia esconde la realidad

|

3726687

Se enciende la televisión. No dejan de sucederse las tertulias sobre las consecuencias postelectorales de la victoria de Ayuso y la dimisión de Pablo Iglesias. Ahora, surge el asunto de las primarias socialistas en Andalucía que llenará espacios televisivos hasta mediados de junio. ¿Alguien cree que estas noticias van a influir un ápice en los crecientes problemas de la inmensa mayoría de los ciudadanos españoles?.


   En un segundo o tercer nivel de cobertura, últimamente, se han anunciado noticias realmente importantes y preocupantes. Durante tres meses, las fronteras ibéricas se mantuvieron cerradas o controladas. Al mismo tiempo, millares de ciudadanos provenientes de Francia cruzaron nuestras fronteras terrestres. Lo peor de este contraste es que durante más de un mes, el índice de incidencia acumulada galo fue entre cinco o diez veces superior al luso. Las consecuencias de este mortal error, vienen reflejadas en las malas cifras de muertos, hospitalizados y contagiados que las comunidades autónomas limítrofes de País Vasco, Navarra, Aragón y Cataluña, sufren desde entonces. ¿Quién no se acuerda de los miles de jóvenes franceses eufóricos, por poder campar a sus anchas en una Madrid puntera en malos datos de Coronavirus?. En esas fechas, su nación alcanzaba una incidencia cercana a los mil contagios por cada cien mil habitantes. ¡La mayoría entró por vehículo terrestre y no sólo por avión!. Por cierto, ¿alguien ha escuchado al P.P y a V.O.X denunciar esta temeridad? La Presidenta electa de la Comunidad de Madrid dijo: libertad o comunismo. Bien podría haber arengado a las masas: libertad o muerte.


   A fecha de hoy, no sé cuando y que segunda dosis me pondrán. Tampoco, si en el 2024, tendremos que pagar y cómo, por utilizar autopistas o autovías. Desconozco, si perjudicarán en la Declaración de la Renta a millones de familias que la presenten de forma conjunta. Las comunidades autónomas que a partir del  9 de mayo tengan que seguir restringiendo libertades individuales, no lo podrán hacer con garantías jurídicas plenas. El motivo es que nadie se ha preocupado de reformar las correspondientes leyes sanitarias para ampararlas al respecto. Asustan las imágenes de las muchas celebraciones irresponsables por el levantamiento.


   En fin, mucho ruido mediático de ilusorios cambios políticos. Poca atención al deterioro de nuestra calidad democrática y económica desde la crisis inmobiliaria del 2008. Aún así, estamos a tiempo de revertir esta decadencia general. Incluso, algún brote verde observamos en el mayoritario clamor social, político y mediático contra el indignante cartel de V.O.X., que con cifras falseadas culpabilizaba a todos los menores extranjeros no acompañados. También, aparece otro en la restitución judicial del Coronel Cobos a su antiguo puesto. Lo habían expulsado por guardar valientemente el secreto de unas investigaciones. Eso sí, los culpables de aquella destitución siguen en sus puestos y el circo continúa.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.