El Torcal de Antequera, en Málaga, un delirio geológico

|

El Torcal de Antequera (Antequera, Málaga) es un entorno único, declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco. Recorrer el Torcal de Antequera fue una gran experiencia para nosotros que llevábamos tiempo queriendo hacer. En este artículo te contamos los detalles sobre las rutas en el Torcal de Antequera. 


Parece una fantasía, un sueño febril, pero es muy real. No lo creó ningún artista desquiciado, sino la perseverante acción del tiempo y el agua sobre la roca. Es el malagueño Torcal de Antequera, un lugar con formas prodigiosas, inverosímiles, que desafían la lógica e invitan a liberar la imaginación.

El Paraje Natural Torcal de Antequera alberga una de las muestras más impresionantes de paisaje kárstico de toda Europa

Su historia empezó hace 200 millones de años. Andalucía Oriental no existía entonces, la cubría un gigantesco mar, habitado por mucho animales. Cuando estos morían, sus restos caían al fondo, donde se depositaban. Así sucedió durante 175 millones de años, un período suficientemente largo para que se acumularan grandes espesores de esqueletos, caparazones y conchas, ricos en carbonato cálcico, que acabaron compactados por su propio peso. Es decir, se solidificaron y convirtieron en rocas calizas.


El Paraje Natural Torcal de Antequera encierra una de las muestras más impresionantes de paisaje kárstico de toda Europa y, debe su nombre, a las dolinas o torcas, unas curiosas formaciones en forma de depresiones circulares.


En El Torcal predominan las calizas, rocas con más de 150 millones de años, formadas por sedimentos marinos muy sensibles a la erosión. La acción lenta pero continuada de la lluvia, la nieve y el viento sobre este material han moldeado este característico paisaje. Sus cuevas y simas configuran un entorno idóneo para la práctica de la espeleología. Algunas de ellas, como la del Toro y la Marinaleda I, albergan huellas de la presencia del hombre en el Torcal desde la Prehistoria.


Una de las ciudades más importantes de Andalucí­a, referencia constante en la historia, el arte, la polí­tica, la cultura o la economí­a de la comunidad andaluza. Es el municipio más extenso de la provincia, ocupado en su mayor parte por una llanura de tierras muy fértiles, en las que predomina el olivar y los cereales, rodeada por las Sierras de El Torcal y el Arco Calizo Central y en la que sobresale majestuosamente la Peña de los Enamorados, motivo de numerosos mitos y leyendas.


Torcal de Antequera, peu00f1a de los enamorados

Antequera, Peña de los Enamorados


Antequera se extiende por la ladera de una colina al pie de la Sierra de El Torcal, en un entramado de calles de distinto carácter según las épocas, salpicadas de una innumerable relación de monumentos de interés: el Recinto Monumental de la Alcazaba, el Arco de los Gigantes, la Colegiata de Santa Marí­a, la Colegiata de San Sebastián, el Arco del Nazareno, el Palacio de Nájera, el Convento de San José, el Palacio de los Marqueses de la Peña, el Convento de Santa Eufemia, la Iglesia de Santiago, la Basí­lica de Santo Domingo, etcétera.


Alcazaba von Antequera 1600 2018

Alcazaba de Antequera


Y por supuesto un auténtico monumento de la naturaleza, El Torcal, verdadera maravilla natural, declarado espacio protegido por la Junta de Andalucí­a y cuya visita parece obligada.


Roca El Camello.Paraje El Torcal de Antequera Patrimonio de la Humanidad. 2019 1662

Roca El Camello, en el Paraje El Torcal de Antequera-Patrimonio de la Humanidad


La explotación económica del Torcal fue tradicionalmente muy escasa, conservándose el medio ambiente sin alteraciones. Esa situación cambió a raíz de la revolución industrial, cuando tres frentes se abrieron de manera casi simultánea: el carboneo, que acabaría con los encinares; la extracción de rocas calizas desde diversas canteras; y un pastoreo intensivo. La comarca sufrió esas actividades hasta que, en 1989, la Junta de Andalucía declaró el espacio Paraje Natural. Su protección implicó la paralización de varias canteras y la prohibición de un pastoreo caprino muy lesivo para la vegetación.


  • Tres rutas a pié


La mejor manera de explorar el Torcal es, sin duda, a pie, dejándose embriagar por la fantasía. Existen varios recorridos senderistas bien señalizados. Unos se pueden seguir por libre; otros requieren la didáctica tutela de responsables de la reserva y se conciertan en el Centro de Visitantes Torcal Alto.


Entre los primeros, el más sencillo es la Ruta Verde, un itinerario circular con 1,4 km de longitud, que empieza y acaba en el Centro de Visitantes. A pesar de su brevedad, pasa por formaciones muy vistosas, como el Hoyo de la Burra, la Esfinge, el Indio o el Vigía. Merece la pena aproximarse al cercano mirador de las Ventanillas, levemente apartado de la senda.


831 MI 02


También circular y sin restricciones, la Ruta Amarilla es una versión un poco extendida de la Verde: tiene 2,8 km, empieza y acaba en el Centro de Visitantes, y añade otras formaciones a las anteriores, como el Camello, la Jarra, la Grieta, el Burladero, el Púlpito o el Adelantado.


Sendero Señalizado, Ruta Amarilla

Sendero Señalizado, Ruta Amarilla


La Ruta Naranja o Subida al Torcal Alto es la tercera y última caminata que se puede hacer sin permisos. No es muy larga, solo tiene 3,6 km, pero remonta 269 m y discurre sobre un terreno muy pedregoso. Comienza en el aparcamiento inferior, y pasa por el mirador de Manuel Grajales, la Majada del Fraile, el Puerto de Tinajuela, la Cañada de Tosaires y el Monumento Natural del Tornillo, antes de acabar en el aparcamiento superior.


Torcal de Antequera, Tomillo, 1500 2019

Torcal de Antequera, Tomillo


Vista al sur desde el Mirador Manuel Grajales

Vista al sur desde el Mirador Manuel Grajales, (Foto: Hartmut Wimmer) 



  • Fauna y flora



Cualquiera de esas rutas propicia el avistamiento de la fauna local, sobre todo si la marcha se hace en silencio, a primera o última hora, y con unos prismáticos a mano. El Torcal es el hogar de unas 120 especies de vertebrados. La familia más representada son las aves, hay 82 especies. También existen 22 especies de mamíferos, 11 de reptiles y cinco de anfibios, como los sapillos pintojo meridional y moteado ibérico, o el sapo corredor.


P1130681 1600x1200


Es impresionante la presencia de buitres leonados en el cielo, aunque también son interesantes aves como el búho real, el mochuelo, las collalbas negra y rubia, el avión roquero o la chova piquirroja. Entre los reptiles, sobresalen el lagarto ocelado, las lagartijas colilarga e ibérica, la culebra bastarda y la venenosa víbora hocicuda. El zorro, el tejón, la comadreja, el topillo o el conejo son los mamíferos más comunes.


Cabra Montu00e9s en el Torcal de Antequera.

Cabra Montés en el Torcal de Antequera, la única representación de los grandes mamíferos (Capra pyrenaica hispanica).

En el recorrido nos encontramos varias


En el ámbito botánico, el Torcal de Antequera acoge 664 especies de plantas, agrupadas en un centenar aproximado de familias. Las comunidades de mayor importancia son las rupícolas, adaptadas a las grietas de las rocas, con varias especies endémicas. Un buen lugar para familiarizarse con esa riqueza biológica es el Centro de Visitantes Torcal Alto, donde se proporciona información muy diversa todos los días de la semana.Se accede al Torcal en el quilómetro 42 de la carretera A-7075, que comunica Antequera y Villanueva de la Concepción. Existen dos aparcamientos: a la entrada del Paraje Natural y junto al Centro de Visitantes.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.