¡Somos tontos! No hay guerra virológica

|

Jacinto Seara 202

Los últimos datos que ha publicado la embajada de la OMS (Organización Mundial de la Salud) en Wuhan nos sitúan en el año 2019 cuando apareció en SARS Covid2 que produjo la Pandemia del COVID 19. Nada de lo que se dijo en un principio es cierto, ni los los murciélagos, ni el laboratorio 4, ni el mercado que algunos acusaron de ser los causantes tienen la culpa al finalizar su investigación, reconocen que el coronavirus es de origen animal y que surgió en esa zona. 


El día 10-2-2021 conocemos que un nuevo estudio dirigido por científicos de la Escuela de Medicina Duke-NUS, en Singapur, y de la Universidad Chulalongkorn, en Tailandia, han comprobado que murciélagos y pangolines del sudeste de Asía ha evidenciado que albergan coronavirus relacionados con el SARS-CoV-2. Lo mismo que se dijo al principio que ‘nació, en Wuhan, pero no han encontrado rastro, si a miles de kilómetros de ella y precisamente en los mismos animales que en un inicio se produjo. Busquemos pronto y encontramos el reservorio, será muy importante para acabar con esta guerra, perdón Pandemia, que tiene según las altas esferas origen animal, es por tanto una enfermedad zoonótica.


Si no hubiese tantos muertos, 2.329.149 a nivel mundial, y 106.602.149 que han sobrevivido después de pasarlo mal, pensaría que nos están proyectando una película cómica. Desgraciadamente no es así y seguimos en guerra, en España 3.00.487 contagiados y 63.061 muertos, aunque el I.N,E. calcula que desde marzo han fallecido según los registros civiles 75.000. Datos al miércoles 10-02-2021. No son números, son persona que han muerto, en condiciones muy males, enterradas deprisa y corriendo y casi en soledad.


Ha pasado un año y seguimos lo mismo, con mutaciones del virus y no conociendo bien el daño que pueden hacer o si las vacunas que tenemos son eficaces o no. Lo importante en esta situación de guerra en la que conocemos el arma, virus SARS COV2, desconocemos el ‘cui prodest’ (a quien beneficia) cómo preguntaba Cicerón; ante la situación que vivimos, y teniendo en cuenta los que se están beneficiando, es de aplicar las palabras de sus Catalinarias “quousque tandem abutere, Catilina, patient nostra?" (¿Hasta cuándo abusarás, Catilina, de nuestra paciencia?)”.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.