Texas celebra la Wurstfest, la fiesta de la salchicha alemana

|

  • El primer viernes de noviembre, este legendaria Fiesta de la Salchicha llena la encantadora ciudad tejana de New Braunfels en Hill Country con música de polca, miles de visitantes con atuendo tradicional alemán y el aroma de Bratwurst.


Willkommen! No, no está en Alemania, pero en los pequeños pueblos de Hill Country parece que sí y es que alrededor de Austin y San Antonio, la influencia alemana está en cada rincón. Desde su cultura hasta los nombres de sus calles, aquí hay un enigmático sabor europeo.


WURSTFEST


La gran parte de esta civilización teutona se asentó en la parte sur central del estado de Texas, extendiéndose desde Galveston, en el este, hasta Kerrville, en el oeste. Este corredor alemán incluye la mayor parte de los asentamientos teutónicos en el estado.


Este movimiento inició gracias a un gran pionero que consideró la emigración como solución a los problemas económicos, sociales, políticos o religiosos de su tierra natal. Friedrich Diercks, conocido en Texas como Johann Friedrich Ernst, fue esa personalidad dominante. Ernst llegó a territorio texano después de enterarse que había concesiones de tierra para los europeos en Texas. En 1831 recibió una concesión de más de 1,600 hectáreas al noroeste de lo que hoy es el Condado de Austin.


Estos asentamientos reflejaban una acentuada diversidad. En Llano había alemanes metodistas que renunciaron al baile y a las organizaciones fraternales; en Pedernales había luteranos y católicos que disfrutaban de la diversión; y en Guadalupe había alemanes ateos descendientes de políticos refugiados.


Los teutones alcanzaron su punto más alto en la década de 1890. Los colonos habían sobrevivido años difíciles pero dos guerras mundiales y el prejuicio anti-alemán dañaron el interés por sus costumbres. Incluso en 1967 cesó la publicación del periódico Die Zeitung que se editaba íntegramente en alemán.


A pesar de las adversidades, las comunidades germanas lograron sobrevivir y florecieron al fusionar su herencia con la tradicional hospitalidad de Texas. Ciudades como New Braunfels y Fredericksburg confirman su legado con un “Willkommen” en casi todas sus tiendas; sus restaurantes y bares ofrecen los típicos Schnitzel y Sauerkraut, así como las aclamadas cervezas


Paulaner, Weihenstephan y Franziskaner; y los festivales – como Wurstfest – celebran esta cultura con música, comida, juegos y con las bebidas más finas del país europeo.


  • El origen


El festival en honor a la comida local más deliciosa fue un evento de un día del año 1961 que tuvo lugar culminando una semana de actividades con platos de salchichas en los menús de cafés locales y ofertas especiales en productos de salchichas en los locales, mercados de carne y supermercados.


Food ADW 1824

El primer año fue "Festival de salchichas", más tarde "Semana de la Wurst", y finalmente "WURSTFEST". Lo que sería un típico festival de pueblo pequeño fue concebido por Ed A. Grist, un veterinario practicante e inspector de carne de la ciudad. En ese momento, nadie anticipó el éxito fenomenal que este festival lograría con el tiempo.


El primer WURSTFEST atrajo a una multitud de 2.000 visitantes hambrientos de salchichas atraídos por la publicidad literalmente mundial. Hubo historias destacadas sobre esta celebración única en los periódicos de Canadá y Alemania, así como en las ciudades más importantes de los Estados Unidos. El festival se llevó a cabo en 1963, la asistencia se triplicó en 1964, llegando a 30.000 y los visitantes consumieron 5.000 kilos de salchichas.


1978 fue un año de referencia WURSTFEST fue catalogado entre las principales atracciones del mundo durante el mes de noviembre de 1978. En 1982, WURSTFEST adquirió la "Colección de botellas de cerveza más grande del mundo" de Jerome Nowotny. La colección consta de más de 17.000 botellas. El día más grande en la historia del festival se registró en el año 2009. Para ayudar a celebrar el 50 aniversario, la Wurstfest tuvo el honor de recibir al Graf Johannes von Oppersdorf, un descendiente directo del Príncipe Carl de Solms-Braunfels, el fundador de la ciudad de New Braunfels en el año 1845. Su origen se basa en Braunfels, una ciudad alemana perteneciente a la Región de Gießen, actualmente en el Estado federado de Hesse.


Food Sausage


Aún hoy, este pueblo tejano todavía conserva las marcas de sus raíces alemanas. Las casas y edificios cerca del centro tienen el distintivo estilo alemán, y los restaurantes sirven comidas típicas alemanas. Aquí se encuentra el Schlitterbahn, uno de los parques de agua más grande e impresionantes de los Estados Unidos. Tiene toboganes de agua y piscinas que rodean la réplica de un antiguo castillo germánico, y todo el parque está construido al estilo alemán.

MASSIV HopeSt 1710x968


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.