Tres empresas de Cantabria, galardonadas en los World Cheese Awards

|

Los quesos de pasta blanda de Quesoba, el Oro de Prases ahumado de Tres Valles Pasiegos y el queso ahumado de leche pasteurizada de vaca fabricado por Herederos de Tomás Ruiz (La Pasiega de Peñapelada) son las tres empresas cántabras que han sido galardonadas este año en los World Cheese Awards, concurso internacional que premia anualmente a los mejores quesos.


Medallequesoahumadolapasiega1

Los quesos de La Pasiega de Peña Pelada


Un total de 3.001 quesos a nivel mundial se han dado cita en esta edición buscando el reconocimiento a su sabor en una de las medallas que otorga el certamen, a través de los 250 expertos que participan en la cata para seleccionar los diferentes quesos que se premian en cada categoría (SuperGold, Gold, Silver y Bronze)


Representantes de las tres empresas eran felicitados por el consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria, quien ponía el acento tanto en el carácter artesanal como en el carácter de pequeños negocios familiares de los productores agroalimentarios cántabros.


Quesoba es una empresa de carácter familiar situada en el Valle de Soba, en Cantabria, en la que se elaboran quesos artesanos con leche cruda de vacas que pastan en praderas de alta montaña en la comarca del Asón.


Además de la fábrica de queso, la quesería dispone de un aula de interpretación del mundo del queso y su entorno y, de un área dedicada a la hostelería, en la que se organizan eventos gastronómicos, como catas y degustaciones, comidas, cenas, maridajes, etc, enfocados tanto a grupos particulares como a eventos de empresa, en lo que es toda una tendencia en el sector agroalimentario, la de convertir las fábricas en algo más, en una experiencia que se pueda visitar, como ya hacen en Siderit u Orulisa, a la misma entrada de Liébana.


El proyecto va ligado a un albergue turístico vacacional con capacidad para hasta 65 personas que cuenta con las dos casas anexas, situado en una casa del siglo XVIII con la arquitectura propia del Valle de Soba rehabilitada y situada en el pueblo de Sangas.


Tanto en el entorno cercano como en el propio albergue y en la quesería, se pueden realizar una gran variedad de actividades lúdicas y deportivas, para grupos de todo tipo de tamaño.


Por su parte, Tres Valles Pasiegos se encuentra en el pueblo de Prases, en el municipio de Corvera de Toranzo, a orillas del río Pas, en plena comarca pasiega en la que pastan vacas frisonas.


Con Tomás Pérez a la cabeza, su filosofía se base en la elaboración lenta, con mimo y detalle, y en cantidades pequeñas que permitan cuidar todas las partes del proceso.


Esta quesería artesanal elabora dos tipos de quesos: el Oro de Prases y la Flor del Pas, además de cremucas pasiegas.


Finalmente, a la Pasiega de Peña Pelada este premio le llega en el año en el que celebra su centenario, en el que también ha sido distinguida con el Premio Alimentos de Cantabria a la Mejor Industria Alimentaria de la región.


Además, esta medalla en los World Cheese Awards llega tras la de la edición de 2016 que premió al Cremosuco a la Cerveza con una medalla de oro.


Esta historia comienza cuenda, al quedarse viuda, Brígida Ruiz comenzó a bajar de Peña Pelada a Rubalcaba (Liérganes) para vender los quesos que ella misma elaboraba, y cuyas recetas siguen hoy sus bisnietos.


El camino era arduo, y lo hacía transportando los quesos en un cuévano. Pronto se estableció en Rubalcaba, para poder acceder mejor a los mercados de Liérganes y alrededores. Después, tomaron el relevo sus hijas, y tras la posguerra –con prohibición de elaborar queso por el racionamiento—consiguen retomar la empresa familiar, expandiendo su actividad y vendiendo en Bilbao o Madrid. En los años 70 se trasladan a La Cavada, en Riotuerto, y en los 90 abren nuevas instalaciones.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.