Suiza dedica un museo a la última bruja europea ejecutada en el siglo XVIII

|

  • La ciudad suiza de Glarus es desde el 20 de agosto sede del Museo Anna Göldin considerada la última bruja en Europa ejecutada legalmente en el año 1782

MuseoAnnaGldin.j1474

Exterior del Museo Anna Göldin, en Glarus, Suiza


La finalidad del museo es su compromiso de promover desde la Fundación Anna Göldin creada hace 10 años de proteger los derechos humanos, luchar contra los abusos de la autoridad e injusticias en la actualidad.


Annagoldivyc

Sala de Exposiciones del Museo Anna Göldin, en Glarus, Suiza


Anna Göldin (1734-1782) fue una servienta al servicio de Johann Jacob Tschuldi, un importante hombre de la clase alta en el cantón de Glarus, que era médico, juez y alto cargo municipal. Con el tiempo surgieron rumores que los vinculaban sentimentalmente pero las relaciones carnales entre personas de estamentos sociales tan dispares eran en aquellos tiempos socialmente incompatibles para la sociedad suiza. Por ese motivo Anna Göldin tenía que desaparecer y se amaño un juicio falso sobre aparentes actividades de brujería. Göldin confesó bajo tortura de ser una pervertida y que había envenenado a una de las cinco hijas de Tschuldi, Anne Miggeli, que escupía reiteradas veces alfileres y puntas. El 13 de junio de 1782 fue finalmente decapitada.


El caso de Anna Göldin está considerado como uno de los juicios contra la brujería mejor documentados de Europa. El museo dispone de las copias de las más de 700 páginas del expediente judicial. A pesar que estos juicios en principio eran secretos, y por costumbre se destruían al finalizar los mismos cualquier acta original, el escribano judicial había realizado clandestinamente varias copias y se las filtró a un periodista alemán llamado Heinrich Ludwig Lehmann que al ser descubierto de estar en posesión de esos documentos tuvo que huir a Génova. El periodista alemán publicó finalmente los hechos lo que causó una oleada de protestas desde Alemania contra las autoridades suizas. También las autoridades municipales de Zurich manifestaron su malestar ante la corporación de Glarus subrayando que un proceso de esa índole era ir contracorriente al espíritu de la Ilustración reinante en esa época.


En el recorrido por el Museo Anna Göldin tiene usted la posibilidad de ver la sentencia a muerte, los interrogatorios, los pasquines de búsqueda y captura. Objetos personales de Anna Göldin no se podrán ver, pero algunos típicos de la historia suiza de la época.


 

Reconstrucción de la celda donde permaneció recluida Anna Göldin



Fuentes:

http://www.annagoeldimuseum.ch

https://es.wikipedia.org/wiki/Anna_G%C3%B6ldin

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.