al sur del gigante asiático

Yunnan, la China menos visitada y la más auténtica

|

ChinaKunmingCity1530CapitaldeYunnan

Kunming City, Capital de Yunnan. 



TepuerhimperialTepuerhimperial.hecho

El Té Puerh o Té Rojo de Yunnan, una seña de identidad y calidad


El aire de Yunnan huele a té rojo. Producido en las montañas del sur, la variada geografía de esta provincia, situada al suroeste chino limitando con el Tíbet, empezó a ser considerada como parte del imperio hace 2.200 años, cuando aproximadamente se descubrieron las magníficas propiedades de este té único en el mundo.


Pronto llegó a convertirse en una región preciada por los emperadores por su buena situación para el comercio con Birmania e India, así como con los fronterizos Laos y Vietnam. Pero fue su té rojo o pu’er el que lo situó entre los bienes más valiosos del abrazo imperial.


Su tono rojizo dorado –similar al de un brandi– y su sabor, obtenido por la fermentación de sus hojas, lo hacen único en el mundo. El cambio de sus propiedades organolépticas, gracias a la fermentación, fue descubierto casualmente mientras las hojas de las camelias del té viajaban a lomos de caballerías en las caravanas a Kunming.


Entre dos y tres meses tardaban en alcanzar la capital de la provincia, lo que fortuitamente produjo el proceso bioquímico y con ello el mejoramiento de las características del té, convirtiéndolo en una bebida exclusiva de los emperadores. Como el buen vino, envejece con el tiempo y adquiere precios descomunales en el mercado.


ESPEJOS DE NUBES


Con el tiempo también se han ido creando las espejos de agua que son las terrazas de arroz de la prefectura de Honghe, colindante de Pu’er. Un universo de escalones para el cultivo del arroz, inundado entre noviembre y marzo, y tallado manualmente con paciencia agrícola en las laderas de la montaña durante un milenio por la etnia hani. Su armonía paisajística y el equilibrio con el entorno, para aprovechar el agua de los monzones y aquella que colectan los bosques, conservado estratégicamente en las cumbres y pliegues de las laderas hicieron que fuera considerado Patrimonio de la Humanidad. 


ChinaYuanyangRiceTerraces

Hani Terraza de cultivos de arroz


No menos impactante es introducirse en el laberinto del Shilin, como se denomina al Bosque de Piedra caliza creado de rocas erosionadas como pináculos que dejan estrechos pasos entre sí y, en ocasiones, son invadidos por el agua. Su caprichoso moldeado natural hace que parezca un bosque petrificado o incluso gigantescas estalagmitas al aire libre. Una vez dentro de este laberinto pétreo, el visitante juega a imaginar animales, plantas y personas en las curiosas formas de las rocas. Este onírico paisaje continúa bajo tierra en grutas surcadas por ríos y lagos que se abren al público en ciertas épocas, los caminos que se adentran en este conjunto kárstico de 400 km2 discurren entre agujas de formas curiosas y grutas con ríos subterráneos.


Resulta incansable deambular entre sus formaciones y llegar hasta las más alejadas del centro de recepción del parque estatal. Es la mejor manera de disfrutar de sus curiosas formaciones, a veces en increíbles equilibrios, y a la vez alejarse de las multitudes asiáticas que cada día visitan el lugar. 


ChinaBosquedepiedra

Bosque de Piedra


COMERCIANTES DE SEDA


Entre las montañas discurría el camino de la Ruta de la Seda del sur, como también se conoció a la ruta que seguían las caravanas del té y los caballos para alcanzar el Tíbet. El mismo trazado por donde posteriormente se tendió la línea de ferrocarril que uniera Kunming con Vietnam. Silenciosa, hoy ajena a aquellos lejanos trajines comerciales, se halla la milenaria ciudad de Tuanshan, una pieza de la historia de la dinastía Ming salpicada de mansiones de linajes antiguos envueltas de jardines de armonía zen. 


Tuanshanvillage

Histórica ciudad de Tuanshan, edificada por la Dinastía Qing 


Yunnan village protected in a time capsule Zona residencial de Tuanshan, con edificios de paredes amarillas y piedra


Aunque el auténtico museo de las antiguas casas de comerciantes enriquecidos con el paso de las caravanas es la vecina ciudad de Jianshui. Durante un milenio ha vivido tras su muralla, sólo franqueable por la puerta de la torre que mira al sol, ya que las otras tres puertas cayeron con el paso del tiempo.


ChinaTuanshanLepontincroyabledeJianshui 1

El magnífico puente Jianshui 


Y para acercarse a las creencias confucianas nada mejor que un paseo por el templo de Confucio atravesando sus numerosas puertas hacia la sabiduría y a su gran lago del loto, alrededor del que los estudiantes se concentraban en sus estudios. Pero sobre todo destacan las profundas raíces culturales de Yunnan nutridas por la mayor pervivencia de etnias del país, hasta 25 diferentes.

LAS TIERRAS ROJAS


El color se apodera del paisaje cuando se alcanzan las montañas de Dongchuan al noreste de Kunming: un manto de tierras rojizas que varían su intensidad cromática bajo los rayos sol, únicamente capaces de perder su protagonismo cromático con los cultivos que crecen sobre ellos durante el estío, cuando el trigo dora sus granos o el blanco de la flor de la patata se abre y puntea el verdor de las plantas. 


La mejor es para visitar la belleza que muestra Dongchuan Red Land es desde Mayo a Junio y desde Septiembre a Diciembre, y pra contemplar el epectaculo de la nieve sobre estos campos el mejor mes es marzo. en cualquier caso este paisaje se muestra diferente el las distintas estaciones del año pero todas aacaptarán la tanción del viitante..
 
Dongchuanredland21

Las montañas de Dongchuan


Las montañas marcan el camino hacia el Tíbet por el noroeste de Yunnan. A 1.972 metros de altura, sobre una fértil meseta. Donde el 

inmenso lago Er Hai acoge en su orilla la vieja ciudad de Dali, solar del reino de Bali hace un milenio al que se regresa nada más atravesar sus puertas y pisar su empedrado.

Más al norte, Lijiang presume, con sus canales, de ser la Venecia asiática. Su ordenado trazado urbano de casas en madera y ladrillo, cortado por canales y puentes, está ligado a la tradición de una de las etnias más atractivas del país, los naxi, descendientes de los nómadas de las llanuras tibetanas.  


ChinaLijiangLaVeneciaasiatica

Lijiang, llamada la Venecia asiática por sus canales, la montaña Nevada del Dragón de Jade se eleva a la espalda del pabellón de la Luna y el estanque del Dragón Negro.

 Grupo de la etnia naxi vestidos en traje típico, bailando y cantando. Los naxis tienen otro nombre hermoso: "Amantes de la luna y las estrellas".

DE CAMINO AL TÍBET


Los naxi son hábiles comerciantes con India y Lhasa, acostumbrados a habitar estas montañas que forman parte de las estribaciones del Himalaya. Aunque no se tendrá la sensación de estar a las puertas del mítico reino de Shangri-La hasta que no se alcance la montaña del Dragón de Jade. Es la montaña sagrada de esta etnia y el epicentro de un macizo montañoso de 13 cumbres, además de una de las mejores vistas del Himalaya tal y como inspiró al escritor británico Bruce Chatwin cuando admiró su glaciar, el más meridional del hemisferio norte 


Resultado de imagen de 玉龙雪山 La montaña del Dragón de Jade


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.