Unas jornadas históricas por El Cairo

|

He vivido unas jornadas históricas en mi viaje a Egipto. He coincidido con mi tocayo Francisco, el Papa Francis, como le llaman en inglés, y es el hombre que más ha hecho por el turismo en este país, sobre todo por el turismo religioso y, por encima de todo, por la paz y el encuentro con los musulmanes, abriendo la mano a los coptos, pues ha sido acogido como el rayo de esperanza. “La violencia genera violencia”, dijo el Papa, a lo que agregó que “el único fanatismo que han de tener los creyentes es el de la caridad”.


El Papa se ganó en una misa oficiada en un campo de fútbol del Ejército del Aire a los 30.000 asistentes comenzando con la famosa frase: Al-Sallam Alikoum”.


Al retornar a España, he hecho el mismo recorrido, pero hacia el aeropuerto, que el Papa. Estaba lleno de carteles que exclamaban: “El Papa de la Paz en un Egipto en paz”. El presidente del país, Al – Sissi, y todos los ciudadanos han reforzado su esperanza porque su país aumente su credibilidad internacional en que Egipto es un país de paz, que la religión musulmana es pacífica y que quieren la convivencia completa con sus compatriotas que profesan la religión cristiana copta, aquel antiguo cristianismo que en el año 60 de nuestra era trajo a la tierra de los faraones San Marcos.


Una anécdota personal, mi pueblo la villa cacereña de Las Brozas, ha tenido dos patrones: San Marcos, cuya ermita fue destruida por los franceses hace ahora 200 años, en la Guerra de la Independencia, y el ermitaño San Antón Abad, ambos profesaron su fe cristiana en el desierto de Egipto. Pinchando AQUÍ  puede leer, en un enlace del autor, la historia del Toro de San Marcos en mi pueblo. 



Por el verdadero Cairo


Amanece temprano en El Cairo. Hacía las seis de la mañana ya hay luz y sol. Tenemos la misma hora que en España, por eso también oscurece antes, A las siete de la tarde ya es noche cerrada; pues bien, desde mi ventana del hotel veo moverse la ciudad cercana al Museo Egipcio, verdadero símbolo de la cultura faraónica, construido en 1902 y que es toda una enciclopedia del arte egipcio que estudiamos hace ya muchas décadas, pero aquí en vivo y en directo.


El guía, Mohamed Abd El_ Baset, que habla un español perfecto, es un hombre que ha tenido otras vidas en el sector turístico, me sugiere que seamos los primeros en entrar en el noble edificio, situado junto a la orilla oriental del Nilo y cercano al que fuera la sede del partido político de Hosni Mubarak, hoy convertido en solar. Tenía razón Mohamed, la prisa en ser los primeros tiene su premio. Sólo Walter Castillo Anizán, un tenor argentino, que vive en Alemania y yo fuimos los primeros en disfrutar ese día de la momia de Tuntakamon. En media hora llegaban las hordas de turistas que abarrotaron todas las salas del Museo y que no dejaban ver bien las piezas. Hace años este lugar lo visitaban miles de personas al día. Ha caído mucho debido a la delicada salud del turismo egipcio. Aún no puedo comprender cómo personas que se dicen amantes de su país, de su religión y de su propia cultura son capaces de hacer tanto daño a la buena imagen que tiene Egipto en todo el mundo. 


20170427Tuntakamon1

Frente a la Mascara Funeraria de Tutankamón, en el Museo de El Cairo, Egipto 


El Museo precisa, por sí solo, numerosas horas, Claro que uno puede recoger aquí la "Enfermedad de Stendhal”, enfermedad cultural por “aprehender” mucho, en poco tiempo. Y tomamos el minibús y nos atrevemos a ir hacia el mundo cristiano, en pleno mundo musulmán. Bien es verdad que los coptos cristianos, que conforman poco menos del 10% de la población, herederos del San Marcos Evangelistas, son respetados por sus vecinos los musulmanes, pero no por algunos extremistas. El Papa Francisco llega a Egipto, como hombre de paz, para hablar y dialogar con los líderes religiosos y afrontar un futuro mejor para todos. 


Elescribasentado

Las autoridades turísticas quieren promocionar la ruta de la Sagrada Familia por Egipto, desde su entrada por la Península del Sinaí. En el viejo El Cairo se halla la iglesia de San Sergio que alberga una covacha donde se refugiaron los tres y donde cuenta la tradición se puso al Niño Jesús. No se puede hacer fotos en su interior y uno lo respeta, comprando además una pequeña colección de fotografías que muestran el lugar.


Durante varias jornadas el viajero visitó y recorrió las tres grandes culturas de El Cairo: La faraónica con las Pirámides como principal foco de atención, más el Museo Egipcio; la cultura cristiana, llevada a Egipto por el evangelista San Marcos, y la musulmana, recorriendo las más interesantes mezquitas de la capital. 


Estatua de el Escriba


IglesiaCoptadeSanSergio

Exterior de la Iglesia Copta de San Sergio, en El Cairo 


IglesiaCoptadeSanSergiocuevadelasagradaFamilia14002

Cueva en el Interior de la Iglesia Copta de San Sergio, donde según la tradición, se alojó la Sagrada Familia  


Al final del viaje me encontré en el aeropuerto al Padre Ángel, promotor de Mensajeros de la Paz, que ofrecen su ayuda diaria a más de 50.000 personas en numerosos países del mundo. Le acompañaba José Manuel Vidal, director de la publicación "Religión digital" donde ha publicado su visión del viaje papal:www.religiondigital.com   


20170430ConelPadrengel

El Padre Angel y Francisco Rivero, autor de esta crónica


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.