Teide, Naranjo de Bulnes, Monte Perdido, Mulhacén y Las Médulas

Cinco montañas españolas para descubrir durante el 2017

|

Las montañas son el corazón del mundo. Representan el 13% de la superficie terrestre y dan cobijo a unos 915 millones de personas. Pero su valor no queda ahí. Los montes y montañas son una de las principales fuentes de flora y fauna del planeta, además actúan como depósito natural de agua y protegen a las poblaciones de fuertes rachas de viento y otros fenómenos climatológicos que pueden resultar agresivos. 


En España hay montañas únicas; montañas de una belleza y un valor especiales. Son muchas. En esta lista sólo hay cinco; cinco montañas de un magnetismo especial que tienes que conocer; cinco montañas que debes visitar en 2017.


  • Teide


Canarias, Parque Nacional del Teide


La cima del Teide, en Tenerife, es el punto más alto de España con una altitud de 3.718 metros. Pero no sólo es un punto clave para los amantes del alpinismo. El que está considerado como el monumento natural más emblemático del archipiélago canario, es también el tercer volcán más grande del mundo y en sus laderas se encuentra el parque nacional que recibe su mismo nombre y que es el hogar de una gran cantidad de especies endémicas de flora y fauna que lo convierten en un lugar de gran valor ecológico. 



  • Naranjo de Bulnes



Naranjo de Bulnes o Picu Urriellu


El pico Urriellu, o el Naranjo de Bulnes, por su nombre en castellano, está en el macizo central de los Picos de Europa, en Asturias. Su cumbre es una de las más conocidas de España por los amantes de la escalada ya que para llegar a ella, hay que atravesar 550 metros de una pared vertical que supone todo un reto para los más aventureros. 



  • Monte Perdido



Monte Perdido desde los Llanos de Soaso. Parque Nacional de Ordesa


El Monte Perdido, en el Pirineo oscense, es una de las montañas más majestuosas del país y una de las más importantes de los Pirineos tanto por la singularidad de su flora y fauna como por las posibilidades de senderismo y escalada que ofrece. Esta majestuosa montaña es patrimonio de la Humanidad desde 1997 y en su cara norte se halla uno de los pocos glaciares que siguen existiendo en el Pirineo, un fenómeno que, aunque se percibe muy lentamente a la vista, se encuentra en retroceso. 



  • Mulhacén



Media y alta montaña mediterránea, con más de 60 especies propias y una importante población de cabra montesa. Provincias: Granada y Almería.


Situada casi por completo en la provincia de Granada, Sierra Nevada es una cordillera de 90 kilómetro de longitud que alberga el pico más alto de la península, el Mulhacén, que alcanza los 3.478,6 metros. Sierra Nevada es un enclave natural inigualable y por eso, la mayor parte de su territorio son áreas protegidas. Además, en la cordillera se encuentran hasta 50 lagunas, que dan pie al nacimiento de múltiples ríos.



  • Las Médulas



Las Médulas, vistas desde el Lago Sumido


Más que una montaña son un paisaje; un paisaje sin igual. En el Bierzo (León), junto al río Sil, se encuentra un curioso paisaje agreste provocado por el efecto de la mano humana sobre las rocas. En un ambiente rojizo que cubre con un halo de misterio la estampa, se presentan unas antiguas explotaciones de oro de la época romana. Las Médulas ya son Patrimonio Mundial de la UNESCO.


Fuentes: Europa press y elaboración propia

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.