Los cañones de nieve del Alto Campoo (Cantabria) funcionarán cuando la temperatura baje de cero grados

|

Los cañones de nieve del Alto Campoo funcionarán cuando la temperatura baje de cero grados


Los cañones de nieve artificial de Alto Campoo ya están en la estación de alta montaña cántabra "preparados" para su uso, pero funcionarán cuando las temperaturas bajen por debajo de los cero grados. Así, el mercurio del termómetro deberá situarse entre -2 y -4 ºC, el "umbral mínimo" para que la nueva instalación --que se ha sometido ya a "pruebas oficiosas"-- funcione correctamente y produzca nieve.


En la Agencia Estatal de Meteorología confirmaban el dato. A las once y media de la mañana, el pico más alto de temperatura del día en ese punto. Alto Campoo, 12,5 grados.


«Así es imposible hacer nieve». Eso lo decía el director general de Cantur. Los cañones están listos. La obra, terminada, y los permisos, en orden. Pero no hace frío. No lo suficiente. Y sin frío, no hay nieve artificial. Los cañones sólo expulsan agua fría pulverizada. «El único problema que tenemos es que, para producir nieve, necesitamos que las temperaturas estén por debajo de los cero grados y ahora estamos más cerca de los diez que de los cero. En este diciembre –explica Javier Carrión– hemos tenido días de hasta 17». Entienden que es una «circunstancia excepcional» y aseguran que «no hay preocupación». Que llegará el frío y que los cañones funcionarán a pleno rendimiento. Pero, por ahora, no frío, no nieve.


Los plazos estaban marcados y, de hecho, se han cumplido hasta el momento. Lo primero era terminar la obra. Luego conseguir el permiso de la Confederación Hidrográfica y empezar a llenar la balsa. Todo bien hasta ahí. Lo siguiente, «antes de final de año», era probar los cañones. Producir, aunque fuera en esa fase de ajustes, nieve. 


En Alto Campoo miran al cielo. «Parece que para finales de semana bajan las temperaturas. El domingo a última hora y el lunes. Necesitamos frío y que no haga mucho viento para que no se lleve lo que se produzca. Y para el lunes se prevé ese descenso. Puede, de hecho, nevar de verdad y nosotros estaríamos fabricando nieve artificial», explica Carrión.


19,3 grados se registraron ayer en Soba. Fue la máxima del día en Cantabria, donde en puntos como Reinosa estuvieron cerca de los 17.


Temperatura, viento y humedad. Los tres factores tienen que combinarse para poder poner en marcha la nueva infraestructura. Con más humedad, menores tienen que ser las temperaturas. Y al contrario. «No contemplamos esa opción, porque lo de ahora son circunstancias excepcionales, no es lo habitual en estas fechas», responde el responsable de Cantur, que asegura que «en el momento en que haya nieve en las pistas, natural o artificial, se va a abrir la estación».


Hay instalaciones, en este sentido, capaces de funcionar únicamente con lo que producen los cañones. Están, según explica el propio Carrión, en Pirineos, por ejemplo. «Porque tienen las condiciones óptimas». Él no se atreve a decir si en Alto Campoo algo así sería posible, aunque entiende que lo normal es que los cañones actúen «como refuerzo de la nieve natural, teniendo en cuenta, además, que la artificial aguanta más tiempo».


O sea, que por ahora no hay fecha prevista para colgar el cartel de abierto. Y tampoco –está directamente relacionado– para presentar las novedades que se van a poner en marcha esta temporada. «Alguna cosilla nueva vamos a tener, pero hasta que no arranquemos es mejor esperar para comunicarlo». La espera, en la temporada pasada, se prolongó hasta bien entrado el mes de enero. Fue una apertura mínima, con apenas cinco pistas a mediados de mes, y que no tuvo continuidad hasta el 16 de febrero. El retraso acumulado por la falta de nieve fue un lastre demasiado pesado para la campaña, que se saldó con unos 30.000 esquiadores menos de lo habitual y un balance «nefasto».


En pleno diciembre


Campoo no fue el único lugar en el que las altas temperaturas causaron sorpresa. Porque resulta extraño ver los termómetros marcando 19,3 grados en Soba un 28 de diciembre. O estar por encima de los 17 en puntos como Tresviso o Camaleño. Y todo eso pasó ayer, una jornada en la que Reinosa, habitual capital del frío, alcanzó una máxima de 16,8 (Santander se quedó en 13,3). Para hoy, el ‘parte’ pronostica «predominio de cielos poco nubosos o despejados, dándose localmente en la costa brumas y bancos de niebla matinales, que dejarán en la zona litoral intervalos de nubes bajas durante la mañana y la tarde». «Temperaturas –prosigue– en descenso, que en general será ligero, con heladas débiles en zonas de montaña y en Campoo y Los Valles».

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.