El táper nos acerca a la jornada laboral europea

|

Con el retorno a la rutina, resurge el debate ¿fiambrera o restaurante durante la jornada laboral? 


Los expertos en nutrición del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO) discrepan que "el táper pierde fuelle" debido a la inaugurada recuperación económica. "Lo llamen como lo llamen --fiambrera, tartera o tupperware--, este recipiente fácil de llevar con cierre hermético nos permite desarrollar hábitos alimentarios saludables, supone un ahorro anual equiparable al coste de unas vacaciones en familia y nos da oportunidad de economizar el tiempo que pasamos en el trabajo", apunta Rubén Bravo, portavoz del Instituto y añade que "promover su uso en el ámbito de la empresa nos acercará a la jornada laboral europea que es más compacta, productiva y orientada a la vida familiar".


Entorno a la fiambrera existen muchas prácticas que no son del todo correctas. Algunas personas cometen el error de pensar en ella como un plato único y por tanto más contundente, es decir calórico, otros la llenan con las sobras de la cena por ser más cómodo y también hay quien prefiere tirar de pasta y legumbres que son más rápidos de preparar. Además, a menudo se olvida llevar fruta o algún tentempié para las horas entre comidas, etc.


La fiambrera nos permite desarrollar hábitos saludables


Con el fin de sacarnos de dudas, los expertos en nutrición del IMEO han elaborado un esquema de menú de fiambrera equilibrado, variado y saludable para toda la semana, con opción hipocalórica en aquellos casos donde se propone perder peso. De manera esporádica u ocasional, como reuniones laborales o comidas de empresa, se ofrecen algunas sugerencias con opciones de menú o a la carta saludables. Asimismo, se hace mención especial a los tentempiés más idóneos para una jornada intensiva y a algunos suplementos vitamínicos que nuestro organismo agradece en la época de otoño.


5 DÍAS EN TÉRMINOS DE FIAMBRERA


A través de este menú semanal los expertos del IMEO ofrece algunas ideas para los cinco días de la semana que se pueden adaptar a ser llevadas en fiambrera. "En primer lugar, damos opciones para aquellas personas que simplemente quieran comer saludablemente", explica la nutricionista clínica Carmen Escalada y añade: "Como un segundo paso, ofrecemos una alternativa en la que a través de una pequeña modificación se adapta el plato para aquellas personas que quieran bajar de peso comiendo sano". A continuación, desarrollamos una planilla para que nos sirva como base para la elaboración de nuestro menú diario para toda la semana.


Llevar la fiambrera al trabajo ahorra tiempo, dinero y múltiples opciones de comidas saludables


Lunes

Opción saludable: Pasta integral + marisco + verdura, por ej. Fideua integral de marisco y verduras.

Opción hipocalórica: Verduras + marisco, por ej. Caldereta de marisco con tomate, cebolla, pimiento y guisantes.


Martes

Opción saludable: Verduras + ternera + pan, por ej. Hamburguesa de ternera con espinacas, lechuga, tomate, cebolla, mostaza y mollete de pan de barra.

Opción hipocalórica: Verduras + ternera, por ej. lo mismo pero sin el pan de la hamburguesa.


Miércoles

Opción saludable: Verdura + legumbre + pavo, por ej. Lentejas con verduras y pechuga de pavo.

Opción hipocalórica: Verduras + pavo, por ej. Filetitos de pavo rellenos de verdura en juliana.


Jueves

Opción saludable: Verdura + pescado + boniato, por ej. Pimientos rellenos de bacalao y pasas con salsa de tomate natural triturado y cama de boniatos asados.

Opción hipocalórica: Verduras + pescado, por ej. lo mismo pero sin la cama de boniatos.


Viernes

Opción saludable: Verdura + pollo + arroz integral, por ej. Arroz integral tres delicias con jamón de york en taquitos, tomate, queso fresco y tortilla francesa.


Opción hipocalórica: Verduras + pollo, por ej. Salteado de taquitos de pollo con verduras, setas y salsa de soja.


TENTEMPIÉS 'LIGHT' PARA JORNADA INTENSIVA


Las jornadas intensivas que son prácticas en muchas empresas y organismos públicos y que habitualmente asociamos con los meses de verano o los viernes hacen que se aplace la hora de comer. Tomar un tentempié saludable en la mesa del trabajo nos ayudará a llegar a la comida con menos sensación de hambre, controlando el impulso de asaltar la máquina expendedora de chocolatinas, bollos y sándwiches. En esta situación la nutricionista del IMEO aconseja llevarse al trabajo un tentempié saludable y bajo en calorías, como son una pieza de fruta, zumo de frutas sin azúcares añadidos, yogur líquido, 4 unidades de nueces ó almendras, una barrita de cereales sin azúcares añadidos, una tortita de cereales (de maíz, trigo o arroz), dos lonchas de pechuga de pavo (york o serrano), café descafeinado o, si se tiene sensación de ansiedad, una onza de chocolate negro (+70% de cacao).


OPCIONES DE MENÚ O A LA CARTA SALUDABLES


Comer de menú o a la carta también puede ser saludable, apunta Estefanía Ramo, nutricionista dietista del IMEO. "No es una 'misión imposible', aunque de entrada tenemos que descartar establecimientos con comida rápida, americana, asiática o india, y buscar cerca de la oficina restaurantes de cocina española, mediterránea y argentina donde tengan variedad de platos con verduras, carnes y pescados a la plancha".


La mejor opción de primeros platos sería verduras cocidas o en crudo. En el caso de que sean ensaladas es aconsejable pedirlas con el aliño aparte para controlar la cantidad de aceite de oliva que se ingiere. Aquí destacaremos platos como ensalada mixta, espárragos a la vinagreta, menestra de verduras, pisto, parrillada de verduras, escalibada, cremas de verdura, hongos y setas, espárragos trigueros, alcachofas y judías verdes.


Si se quiere perder peso, hay que evitar el pan, fritos, rebozados, empanados, migas, etc.


De segundo, convendría tomar carne o pescado a la plancha, al vapor, al horno, a la parrilla o asado. Ponemos especial hincapié en las siguientes opciones: pescados blancos y azules, mariscos, pollo, conejo, pavo, pichón, codorniz, solomillo de ternera o cerdo. Intentaremos acompañarlo de ensalada, tomate, pimientos asados, etc.


Igual que en los primeros, aquí también se aconseja evitar guisos, rebozados, fritos, guarniciones de patatas, salsas o platos muy condimentados, grasos y con sabores muy fuertes.


Lo ideal de postre, sería un descafeinado sólo o con leche o una infusión digestiva estilo menta poleo o manzanilla.

Para beber, agua y, si se consume alcohol, una copa de vino tinto, son la opción más aconsejada.


SUPLEMENTOS Y VITAMINAS PARA LA ÉPOCA DEL OTOÑO


Con la llegada del otoño pasamos de nuevo por un cambio estacional y horario, por lo que es frecuente que aparezca la temida caída de cabello, tanto en hombres como en mujeres. Por ello, la nutricionista sénior Andrea Marqués de IMEO recomienda tomar suplementos naturales con una buena base de vitaminas y minerales que, además de reforzar el nacimiento capilar y reducir la caída estacional, nos ayudarán a recargar energía de cara al invierno.


Algunos de los suplementos que podemos escoger para reforzar nuestras defensas son:

El propóleo (en forma de cápsulas, jarabe o gotas). Es una sustancia fabricada por las abejas que mezclan sus propias secreciones con las resinas de los árboles. Presenta una serie de flavonoides que le otorgan una acción antibiótica natural. Se puede utilizar tanto para prevenir como para tratar infecciones respiratorias, anginas, infecciones urinarias e incluso alergias ya que refuerza el sistema inmunitario.


Los suplementos multivitamínicos para la caída del cabello los podemos encontrar en farmacias, parafarmacias, herbolarios o supermercados. Sin embargo, ¿cómo saber si estamos escogiendo el adecuado? Es importante fijarnos en la composición del mismo para saber si es lo que necesitamos. Lo que nunca debe faltar en un suplemento para la caída del cabello:


- Vitaminas del grupo B: esenciales en la composición del cabello. Nuestro suplemento deberá contener siempre biotina o vitamina B7, ya que ayuda al crecimiento y restauración del folículo capilar. También es importante la niacina, o vitamina B3, que aumenta la circulación sanguínea en el cuero cabelludo y por tanto, también colabora en el crecimiento capilar. No debemos preocuparnos porque estas vitaminas son hidrosolubles, por tanto, cualquier exceso se eliminará de forma natural por vía renal.


- Vitamina E: previene la caída del cabello ya que también favorece la circulación y la formación de vasos sanguíneos. Se puede consumir por vía oral o aplicarla directamente en el cuero cabelludo a través de aceites vegetales. Además también es un buen hidratador del cabello seco.


- Vitamina D: promueve el crecimiento del folículo piloso, nuestro cuerpo la sintetiza gracias a la exposición solar, y también la consumimos a través de ciertos alimentos como los aceites de pescado, la yema de huevo o los frutos secos. Suele estar en déficit por lo que puede suplementarse, pero siempre bajo consejo profesional.


- Minerales como hierro, magnesio y zinc: todos necesarios para promover el crecimiento y sobre todo para evitar la caída del cabello. Suelen ir combinados con las vitaminas mencionadas anteriormente.


NOTA:El contenido de esta nota está revisado y consensuado por el equi

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.