El tamaño de la tapa ha sido de 5,37 metros de diámetro

La tapa de pulpo más grande del mundo, 750 kilos se cocinó en Carballiño (Ourense)

|

La localidad de O Carballiño (Ourense) ha superado por séptima vez consecutiva su propio récord a la hora de elaborar la tapa de pulpo más grande del mundo. 


Han sido necesarios más de 750 kilos de éste cefalópodo así como el trabajo incansable de 25 cocineros que se han encargado de que el agua estuviera en su punto; aderezarlo con aceite de oliva, sal y pimentón y de cortarlo para ofrecer más de 2.000 raciones.



La elaboración de la tapa de pulpo más grande del mundo ha llevado 18 minutos y 24 segundos a los 25 cortadores, entre los que se encontraba el alcalde de Carballiño, Francisco Fumega y el chef del restaurante La Luna de Madrid, Manuel Rodríguez Carrete, propietario de una estrella Michelín.


Francisco Fumega ha confirmado que el próximo año el objetivo de esta fiesta es conseguir el reconocimiento "oficial" con el récord Guinness en un acto en el que se prevé la presencia "de todos los alcaldes de las ciudades del Eixo Atlántico y al que se plantean invitar a la alcaldesa de Paris, Anne Hidalgo, de origen español.


El objetivo es "conseguir un impulso grande para que sea reconocida como Fiesta de Interés Turístico Internacional", ha confirmado Fumega. Para lograr este reconocimiento es necesario que la Fiesta aparezca en 20 noticias de medios de comunicación extranjeros, además de años de tradición, algo que para el alcalde la fiesta "ya tiene".


"Hoy que se lleva tanto el Show Cooking y el Street food, la gente de Arcos lo lleva haciendo toda la vida", ha destacado por su parte el propietario y chef del restaurante La Luna de Madrid, Manuel Domínguez Carrete, que ha sido nombrado Embajador de la Festa do Pulpo.


Para Domínguez Carrete el pulpo es un producto "muy fácil de vender" y con posibilidades para la cocina y que "debemos internacionalizar mucho más", tanto en Europa como "en el resto del mundo".


Cientos de personas han abarrotado la Plaza Maior de la villa para disfrutar de la elaboración de este plato típico de la provincia de Ourense que se puede encontrar en todas sus ferias, de ahí su nombre de pulpo á feira, y que se ha convertido en el referente gastronómico de los domingos ourensanos, en sustitución de la paella.



UN PLATO DE 5,37 METROS


En esta ocasión el plato de madera de pino sobre el que se presenta la tapa ha tenido que ser sustituido por uno siete centímetros más ancho. El tamaño final de la tapa ha sido de 5,37 metros de diámetro.


También ha aumentado la materia prima. Se han cocido cien kilos más de pulpo que en la pasada edición, de modo que la "tapa" ha alcanzado un peso de 750 kilos, lo que supone más de 2.000 raciones.


Ha habido colas para comprar estas raciones, que se han vendido con un precio de cuatro euros junto con un trozo de pan de Cea y una taza de vino del Ribeiro. Los comensales se han podido llevar el plato de madera a casa como recuerdo.


La tradición de cocinar pulpo en Carballiño tiene su origen en la Edad Media, debido a la cercanía de la villa con el monasterio de Oseira, que tenía un priorato en Marín que enviaba pulpo para los frailes. Este plato se extendió a lo largo de los siglos por las ferias y mercados de Galicia.

El pulpo a la gallega, candidato a las '7 Maravillas Gastronómicas España 2016'

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.