el vino tinto debería seguir ocupando la posición líder en 2019

Tendencias para 2019 en el mundo del vino

|

Todo en este mundo es susceptible al cambio, incluso las costumbres con el vino. Los expertos y estudiosos en el campo ya predicen aquellos movimientos que se pondrán de manifiesto durante 2019. Esta predicción de hecho influirá decisivamente en la restauración por lo que es importante conocerlos. Los sommelieres y amantes del vino, siempre alertas, los tomaremos en consideración, algunos más que otros. Estudiadas todas las predicciones aquí se proponen las más coincidentes.


IMG 1946 (1)


Tendencias principales del vino para el año 2019


  • El aumento de la popularidad de los vinos rosados, pero no los rosados profundos e intensos.

Se imponen, ya desde al año anterior, los rosados pálidos y brillantes, color rosa o salmón suave, con aromas frescos y vivos. En contraposición, los orange wines perderán seguidores.


  • El incremento de vinos veganos

Crecerán los clientes que consuman este vino sin rastro de productos animales (como la gelatina elaborada de la cola de pescado, utilizada como agente clarificador).

El veganismo, una tendencia inexorable entre los consumidores, está experimentando un rápido crecimiento. Se prevé que esta tendencia repercutirá en la producción de vino en 2019 al producir vinos más respetuosos con el medio ambiente y al simplificar la información en las etiquetas. También se observa un creciente interés por los vinos de bajo contenido alcohólico. En cuanto a las preferencias de los consumidores, el vino tinto debería seguir ocupando la posición líder en 2019.


  • La preferencia por los vinos ecológicos

Aumenta el compromiso y la conciencia por el cuidado de nuestro planeta y la viticultura sin químicos se toma más en consideración cada año. 


  • La búsqueda de nuevos aromas y sabores

Aunque se mantedrá estable la preferencia por cuatro variedades clásicas (cabernet sauvignon, pinot noir, merlot y chardonnay), el gusto del cliente por nuevas uvas aumentará. Resalta en primer orden cabernet franc de diferentes latitudes como Sudáfrica, Chile y California, y otras típicas o locales como la tannat uruguaya y las autóctonas italianas nero d’Avola, fiano y garganega. Mención aparte tendrá el redescubrimiento de cepas tradicionales como la chilena país y la argentina bonarda.


  • El interés por orígenes poco transitados

Además de los clásicos inamovibles, como Champagne, Burdeos, Borgoña, Ródano, Rioja, Ribera del Duero, Toscana y Piamonte, así como los destinos de relativa reciente preferencia (Marlborough, Côtes du Rhone, Provence y Rueda), resurgen en el mercado nuevos países, (Uruguay y Croacia), o regiones recién creadas (D.O. Chile, que amplía las extensiones y características de la D.O. Valle Central).


  • Los formatos más solicitados

Seguirá siendo la botella de 750 mL la más apreciada por los clientes, pero otros formatos como la media botella incrementarán su espacio en la mesa. Lamentablemente para muchos, aumentará el consumo del vino bag in box y el enlatado.


  • Países más recurridos

Francia mantendrá sus números, aunque algunos advierten una fragilidad en los mismos. Italia se insinúa como el más prometedor en ventas (incluso más allá de 2019), declarándose por muchos como el país más innovador, Sin embargo, España y Chile seguirán manteniendo sus liderazgos por sus atractivos precios.


Fuente: Revista Excelencias No. 63

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.