Aranjuez y El Juego de Parejas

|

Con motivo del XXV Festival de Música Antigua Aranjuez 2018, entre la amplísima y variada programación de Música Antigua que prepararon los organizadores oficiales del Real Sitio, vamos a destacar hoy el espectáculo realizado por la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre con la música que Gaetano Brunetti creara por mandato del Rey para el espectáculo equino del Juego de Parejas entre 1772-1780 y que se presentó en la Plaza de Toros el pasado sábado 26 de Mayo interpretado por un octeto de viento y timbales reproduciendo la exhibición tal cual se presentaba a finales del siglo XVIII en las convocatorias reales.


Aranjuez parejas


Con el comienzo de la dinastía de los Borbones, Aranjuez se transforma en un sitio de preferencia para la realeza, su cercanía a Madrid y las bondades del terreno más la abundancia de agua transforman el entorno en un lugar de ensueño y recreación, fue Felipe II quien ordenó los primeros desmontes, trazado de avenidas y plazas con jardines de capricho y lo más importante las canalizaciones para organizar los regadíos que transformaron en un auténtico vergel todo aquel inmenso llano privilegiado. La construcciones reales no se hicieron esperar y así Aranjuez se transformó en el Real Sitio que aún hoy día sigue siendo.

Aranjuez DSCN8964


El Juego de Parejas era un espectáculo hípico muy celebrado por entonces, cuya finalidad era exhibir la doma de caballos y el dominio de jinete sobre el animal transformado en arte. Distribuidos en cuatro grupos los jinetes trazaban con gran precisión al son de la música distintas y variadas figuras como ruedas, ángulos, círculos o cruces. Al frente de cada cuadrilla se situaba un miembro relevante de la familia Real o de la Nobleza.


Sin duda el caballo español de pura raza era uno de los pilares fundamentales nos solo del juego sino del potencial de los ejércitos del Rey. Desde tiempos muy remotos el caballo de Iberia destacó en toda Europa y muchos reyes vecinos llevaron ejemplares para mejorar otras razas. Fue Felipe II quien planifica y mejora la cabaña equina del reino sin escatimar esfuerzos en el empeño y así se consiguió una genética que llega hasta nuestros días en la selección del pura raza español. Este animal destaca en picadero por su agilidad, porte, parada, gracia y nobleza además de su fortaleza, cadencia natural y la elegancia de sus resortes y docilidad por eso en aquellos tiempos se decía “Es el caballo español el más digno de ser montado por un rey en los días de triunfo”.


Gaetano Brunetti (Fano, Italia 1744 – Colmenar de Oreja 1798) fue músico y maestro al servicio de la gran nobleza. Las partituras que Brunetti realizara para las Marchas y Galopes para las Parejas de Aranjuez permanecieron en el olvido muchos siglos hasta que Juan Pablo Fernández-Cortés musicólogo las recupera del largo letargo en que permanecieron en la Biblioteca Nacional de Francia y las recupera para la modernidad y para el espectáculo que nos ocupa en particular.


Las parejas reales    Las parejas reales. Paret y Alcu00e1zar, Luis. Museo del Prado


Para el evento se contó con el equipo de la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre y la dirección musical a cargo de Javier Ulises Illán del octeto de Viento y Timbales.


Javier Ulises Illu00e1n

Javier Illán director


En un clima primaveral la Plaza de Toros estuvo abarrotada con un público, entusiasmado por la grandeza del espectáculo que fue realmente increíble y que por momentos emocionó al auditorio. La complicidad entre jinete y caballo traspasaba las gradas, el control del temperamento, la energía manejada con autoridad, los aires brillantes y enérgicos de los animales, la obediencia total y tranquila, en definitiva la exposición de un gran trabajo, elegante, de alta escuela de doma que seguramente compenetra a jinete y animal de una forma sublime acompañado magníficamente con una música ancestral y especialmente creada para estas ocasiones dejaron de manifiesto que el gusto de la realeza en el XVIII era realmente de excelencia y el pasado sábado la ciudadanía tuvo la ocasión de revivir la experiencia.


El espectáculo se prolongó hasta el anochecer y la visión desde la Plaza de Toros de una luna llena increíble interrumpida por bandadas de golondrinas que reclamaban su vuelta a los nidos justo en el momento de la despedida de jinetes, músicos y equinos creó una atmósfera especial que transformó aquella plaza de Aranjuez en un Sitio más Real que nunca.



Fuente: Fundción Real Escuela Andaluza de Arte Ecuestre 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.